CDMX NOTIMOMENTO

Alcaldía Coyoacán y Seduvi promotores y defensores de oficio de obras ilegales; vecinos

Por Raúl Ruiz-Roberto Meléndez-Rafael Ortiz/Reporteros.

Derivado de las publicaciones de unomásuno, sobre el Modus Operandi del Cártel Inmobiliario en la alcaldía de Coyoacán, que encabeza el alcalde, Giovani Gutiérrez Aguilar (y que a decir de los vecinos salió peor que, Mauricio Toledo). En la redacción de este rotativo, se han recibido una serie de denuncias, sobre ese mismo tema. Donde por acción u omisión de las autoridades involucradas, se sigue violando el uso de suelo, en dicha demarcación. De las más de veinte denuncias recibidas en los últimos días, destaca las obras ilegales del inmueble marcado con el numero 106 de la calle Gómez Farías, colonia Del Carmen Coyoacán.

 

Denuncia de vecinos

En entrevista con uno de los vecinos afectados, el señor Manuel Palacios y Sierra integrante de la Comisión de Participación Comunitaria (COPACO), y miembro activo de la A.C., Pro Coyoacán, dio detalles del calvario por el cual tiene que, pasar un ciudadano común para que, las autoridades, escuchen y atiendan sus demandas, como es el caso de Gómez Farías 106,que, es de uso habitacional y que, está siendo ilegalmente adaptado para uso comercial (restaurante/cafetería Antonela Bistró ), menciono que, es importante destacar que, el inmueble se encuentra ubicado en una zona de conservación patrimonial, protegido por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INHA). Y que, de acuerdo con el Programa Parcial Aplicable, únicamente le corresponde un uso de suelo habitacional.

Lo grave del caso dijo, nuestro entrevistado es que, en el mes de agosto de 2022, en ese inmueble iniciaron trabajos de demolición y construcción con la finalidad de adaptarlo con fines comerciales, en una flagrante violación al uso habitacional que, le corresponde, de acuerdo al artículo 15 bis del reglamento, de la ley de desarrollo urbano.

 

Resumen de denuncias y juicios contra obra ilegal

Por tal motivo, Palacios y Sierra informo que, inicio un juicio de amparo, para detener las obras, inicialmente el juez desechó la demanda, bajo el argumento que, la vía era equivocada, sin embargo, el Décimo Cuarto Tribunal Colegiado en Materia Administrativa, dio la razón al vecino y concluyó que, su demanda era procedente.

 

Por ende, el juez de amparo tuvo que, admitirla, sin embargo, se negó a suspender los trabajos de demolición y construcción del citado inmueble. Nuevamente el vecino tuvo que, acudir al Tribunal Colegiado y fue a principios del mes de marzo de este 2023 que, gano la resolución de laClausura Definitiva de la construcciónilegal.Ya que, quedo demostrado con evidencia suficiente que, el inmueble no cuenta con permisos, manifestaciones, autorizaciones, ni documentación suficiente para variar a un giro de restaurante.

Resolución de la PAOT

Por la anterior resolución, la Procuraduría Ambiental del Ordenamiento Territorial de la Ciudad de México (PAOT), le ha solicitado en reiteradas ocasiones a la alcaldía Coyoacán, clausurar los trabajos ilegales en ese inmueble, cabe señalar que, la alcaldía Coyoacán ha sido omisa, ineficiente y poco efectiva para sancionar a los particulares involucrados detener las demoliciones y trabajos de adaptación para restaurante.

 

Responsabilidad de las autoridades

Por todo lo anterior el denunciante Manuel Palacios y Sierra, detallo que, de acuerdo a la Constitución Política de la Ciudad de México y la Ley de Procedimientos Administrativos, dispone que, este caso la alcaldía Coyoacán y la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi), son los garantes del desarrollo urbano. Sin embargo, el asunto de Gómez Farías 106, es una prueba fehaciente que, la alcaldía Coyoacán y la Seduvi son entidades obsoletas, para cumplir la ley y proteger el uso de suelo, pues se requiere que, un particular tenga que, acudir a juicio por meses, para que, sean los Tribunales Federales quienes, les ordenen clausurar las obras.

 

Contubernio de autoridades

Por otra parte, llama la atención que, tanto las autoridades de la alcaldía Coyoacán como de la Seduvi, se hayan convertido en la defensoría de oficio “gratuita”, de los propietarios inmueble involucrado, pues desde el inicio del juicio, cada decisión ganada por el vecino demandante, ha sido apelada por la alcaldía Coyoacán y la Seduvi en total apoyo a los propietarios del inmueble involucrado.

En ese sentido se documento el contubernio de autoridades y los constructores, ya que, la alcaldía Coyoacán permitió se continuará con los trabajos a pesar de la presencia de sellos de suspensión de actividades y posteriormente de manera misteriosa los sellos fueron retirados. Y por parte de la Seduvi, dicha secretaria extendió ilegalmente un “certificado de reconocimiento de actividad”, a los propietarios, como una especie de blindaje y se continuará con las obras ilegales, concluyó.

Similar Posts