EDOMEX

Bosques y arbolado urbano, aliados fundamentales para la regulación del clima

Con la llegada del verano, que conlleva el incremento de la temperatura ambiental –que en algunas zonas urbanas alcanzó los 40 grados centígrados- y la presencia de las ondas de calor, es fundamental el cuidado y siembra de bosques y arbolado en general porque permiten la regulación del clima, aseguró el especialista en arboricultura de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMéx), Miguel Ángel González Colín.

Ante la concentración de 70 por ciento de la población en las zonas urbanas, los bosques y arbolados en estas áreas geográficas permiten la disminución, bajo la sombra de un árbol de hasta 6 grados centígrados, lo que mejora las condiciones de vida de las personas.

Asimismo, aseguró que la necesidad de plantación de árboles por persona en zonas urbanas para contrarrestar los efectos de las huellas de carbono es de 15 unidades cada año.

“Entonces, la importancia que tiene el bosque urbano, el arbolado urbano, es justamente la regulación del clima. Si nosotros evaluamos y medimos bajo la sombra y a la intemperie el sol o en los lugares donde hay cemento, concreto o asfalto, las temperaturas varían desde un grado hasta 12 grados y bajo la sombra de un árbol hay una diferencia desde un grado hasta 6 grados. Hicimos esta medición a mediados de junio en árboles de encino y tuvimos la oportunidad de constatar que la regulación del clima que se está dando es gracias a los servicios ecosistémicos de los árboles”, aseguró.

En ese sentido, González Colín refirió que la siembra de árboles en zonas urbanas es fundamental; sin embargo, las especies que se eligen, indicó, deben ser nativas, priorizando aquellas que se puedan desarrollar adecuadamente en banquetas, camellones, parques y jardines particulares que proporcionen sombra.

“La sugerencia es que antes de plantar un árbol veamos cómo esta especie va a ser de adulto, la altura que va a alcanzar. Hay árboles que llegan a medir más de 20 metros y hay líneas de cable que alcanzan los 12 metros. Entonces, se va a generar un problema. También hay que conocer el suelo y si hay conducción de agua, por ejemplo”, explicó.

González Colín insistió que además de la siembra de árboles es fundamental el cuidado del arbolado existente para la mejora ambiental de las áreas urbanas.

El universitario enfatizó que en las banquetas y camellones un espacio de 40×40 centímetros es insuficiente para plantar árboles por lo que la sugerencia es privilegiar los arbustos; sin embargo, en los parques y áreas con mayor extensión es preferible la siembra de árboles.

“El sicomoro es una especie muy bonita que da sombra y si queremos árboles que dan sombra elijamos especies que van a abrir sus ramas. Yo recomendaría pinos como en Metepec y también en camellones si estos tienen espacio suficiente. Ahora vemos camellones muy angostos de 40 centímetros y ahí no hay que plantar árboles, ahí hay que privilegiar la planta ornamental”, dijo.

Para la zona del Valle de Toluca, el universitario recomendó la siembra de acacias, sicomoro, pino y ciprés italiano, principalmente.

Enlace de video: https://drive.google.com/file/d/1eOMKuAtCR_X9YzVLgWzR2OgXjc-O7lxq/view?usp=sharing

Similar Posts