NOTIMOMENTO

Crean Michoacán y EU base de datos para rastreo de armas

En la bóveda central, ubicada al oeste de Morelia, descansan armas con origen en al menos 40 países, empleadas en distintos crímenes desde 2015, año en el que el gobierno michoacano inició el registro ordenado de números de serie.

Aquí no todas las ametralladoras dicen «Made in the USA». Algunas, las menos, dicen «Hecho en México», pero todas, de una u otra forma, siguieron un camino desde distintas décadas, ejércitos y puntos del mundo hasta llegar a Michoacán, a manos de Los Templarios, el cártel Jalisco Nueva Generación, Los Viagras, Cárteles Unidos y otras organizaciones criminales o delincuentes comunes que operan en el estado.

Con apoyo de Washington y como parte de una estrategia encaminada a impulsar el rastreo de armas a nivel estatal, la Fiscalía General de Justicia de Michoacán ha logrado crear una bóveda de resguardo de evidencias que es parte museo letal, parte proyecto diplomático y parte Naciones Unidas armamentístico.

«Es de lo mejor que he visto», admitió el jefe del buró de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego en México, Timothy Sloan; «Esta bóveda no le pide nada a las que tenemos en Estados Unidos».

Por fuera, la bóveda solo es un edificio más de la fiscalía michoacana, pero por dentro, resguarda un arsenal digno de un ejército pequeño.

Similar Posts

A %d blogueros les gusta esto: