NACIONAL NOTIMOMENTO

Devastación desata éxodo

A seis días del paso del huracán Otis, cientos de acapulqueños han comenzado a abandonar el puerto, principalmente las familias que tienen bebés y adultos mayores, porque en este momento no hay agua ni comida, además de que no hay clínicas ni medicamentos y las condiciones de insalubridad del puerto representan un riesgo para los más vulnerables.arias líneas de autobuses ofrecen sus servicios para que puedan salir de Acapulco y reunirse con sus familiares en otras ciudades, por lo pronto, las dos centrales camioneras pusieron a disposición de los usuarios las rutas Acapulco, Chilpancingo, Cuernavaca y la CDMX.

Similar Posts