EDOMEX NOTIMOMENTO

Es momento de poner un ¡alto al proteccionismo descarado!, sobre responsables de tragedias en México

Por Karina A. Rocha Priego

¡No pretendan tapar el sol con un dedo! Y mucho menos burlándose de la muerte de 39 inmigrantes como sucedió el pasado miércoles. No pretendan “desaparecer” una tragedia culpando a todos de lo ocurrido, buscando “curarse en salud” asegurando que los culpables de lo que pasó en Ciudad Juárez ¡fue culpa de los muertos! sic.

Ese ya es el colmo del cinismo y una muestra más del grado de corrupción que se ejerce en este país ¡con total impunidad!, y todavía ¡se ríen de la tragedia! como si se tratara de animalitos, sí, esos que hoy, gracias a los legisladores, ¡también gozan de protección!

Es inadmisible que quienes paguen por este crimen sean “chivitos” y no los verdaderos responsables, “los de arriba”, a los que ya “se les cuentan los muertos” o qué, ¿ya se les olvidó la muerte de 19 niños y 7 adultos del Colegio Rébsamen? ¿Quién era la entonces responsable de la alcaldía o delegación Tlalpan? ¡Claudia Sheinbaum!, quien, lejos de pagar las consecuencias de esas muertes, fue premiada con la Jefatura de la Ciudad de México.

¿Y los muertos por el accidente de la Línea 12 del Metro no cuentan? Al menos 26 fallecidos y un centenar de heridos dejó el siniestro y nadie dijo nada. La responsable, otra vez, Claudia Sheinbaum, quiere ser premiada, de nuevo, con la candidatura de Morena a la Presidencia de México, lo que se traduce en que, para esta administración federal, los muertos “significan ascensos”.

¿Querrán hacer lo mismo con los 38 inmigrantes que murieron quemados en una cárcel clandestina del Instituto Nacional de Migración de Ciudad Juárez? Porque, luego de la difusión de un video, se vislumbra cómo los uniformados que “cuidaban esa cárcel” escaparon al ver el fuego dejando encerrados a los inmigrantes. ¿Se vale? ¡Claro que no!, pero ¿quién va a pagar?

Ya lo dijimos líneas arriba, están haciendo “uso de chivitos” para “taparle el ojo al macho”, pero ¿dónde está Francisco Garduño Yáñez?, titular del INM, ¿por qué no está detenido? o, ¿nos van a salir con que este sujeto no estaba enterado de esa cárcel?, ¿quién dio la orden de encerrar a piedra y lodo a los indocumentados? que, por cierto, supuestamente “pronto serían deportados” y, pensando como piensa la 4T “se ahorraron el viaje de enviarlos a casa”. Y, por cierto, el nombramiento de Garduño Yáñez se dio dizque para limpiar la corrupción de dicho instituto; pero las denuncias van en aumento, explotando el sueño de miles de migrantes.

Nada más vea usted cuántas incongruencias se viven con este gobierno: contratan médicos cubanos; dan entrada a México a militares venezolanos; “nuestras” autoridades se meten ¡en lo que no les importa, con los peruanos! y ¿dejan morir a un grupo de indocumentados encarcelados clandestinamente? Primero les dan entrada, ¿y luego los dejan morir? Porque lo que se sabe, es que esta administración ha hecho uso de indocumentados para “engrosar sus filas de electores” y obligarlos a “apoyar y seguir a Morena incondicionalmente”, mientras que los agentes de Migración trabajan directamente con redes de tráfico de personas, ¿con quienes tienen “un negocio redondo y muy lucrativo? y, ¿no estaba enterado el titular del INM? ¡Por favor!, es así como estas autoridades pretenden evadir sus responsabilidades, primero es la corrupción.

Queda claro que la corrupción en el Instituto Nacional de Migración -y en otras tantas instancias gubernamentales- va en aumento y está cobrando vidas, pero ¿no dijo el presidente López Obrador que acabaría con la corrupción en el INM? Porque sus palabras fueron “… Migración, otra fuente de corrupción, otro nido de corruptos, también se está limpiando”. ¿Y luego, señor presidente? ¿Dónde quedó la promesa de limpiar al Instituto Nacional de Migración? porque la muerte de 39 indocumentados es el resultado, precisamente, de esa corrupción que se prometió ¡desaparecería! y resulta que, de ahí, muchos se “llenan los bolsillos” y comparten -dicen- para el “cochinito electoral de 2024”.

En esta administración federal, están más preocupados por hacer que Alfredo del Mazo -Felito- cumpla con su palabra de entregar al Estado de México a Morena, que en hacer el trabajo que les ha sido encomendado.

Los muertos en México, ya se cuentan por miles; más que en una guerra como la de Ucrania, esta que comenzó en febrero de 2022 y que, al día de hoy, lleva algo así de 31 mil muertos entre soldados y civiles.

En México, del 1 de diciembre de 2018 al 30 de noviembre de 2021, ya se contabilizaban 105 mil 804 muertos y, según los expertos, en este país mueren 84 personas diariamente -en promedio- que, de seguir así, cuando Andrés Manuel López Obrador deje el poder, habrán muerto algo así de 194 mil 910 personas entre policías, militares, civiles, autoridades y delincuentes, una cifra que, según “la expectativa de la 4T” debió haber disminuido, sin embargo, ha sido todo lo contrario y si a eso le sumamos incidentes como el de Ciudad Juárez, muertes que ¡no son reportadas! o, mejor dicho, ¡que no son dadas a conocer a la opinión pública!, seguramente la cifra se duplicaría.

Un hecho definitivamente ¡escandaloso!, peor aun cuando, de la tragedia, la apatía, indolencia del jefe del Ejecutivo Federal se hacen patentes y, peor aún, sigue culpando a los medios de comunicación por dar a conocer la tragedia de los indocumentados.

Según él, sus adversarios buscan dañar a su gobierno e intentan hacer más grande la tragedia, pero ¿qué más grande puede ser que 39 indocumentados muertos?, resultado de un incendio del cual no pudieron escapar porque fueron encerrados y abandonados.

Los mexicanos, tras una tragedia más sucedida en México ¡exigen un alto al proteccionismo descarado hacia las autoridades responsables de las tragedias y muertes en México!

Con tres o cuatro o nueve órdenes de aprehensión contra “chivitos expiatorios” no se resuelve el fondo de una tragedia que pudo haberse evitado de haber cumplido con su trabajo los responsables de esta gente.

No es momento de “chivitos”, es momento de obligar a servidores públicos de primer nivel a que paguen por sus omisiones, su indiferencia, sus actos de corrupción derivados del abuso contra personas, seres humanos, como ¡los que murieron en Ciudad Juárez!

Pero en México tenemos que soportar todo: cárteles, toda clase de delincuentes, huachicol, secuestradores, extorsionadores, violadores, feminicidas, y cobro de piso que, dicho sea de paso, un ciudadano común y corriente no puede ya abrir un “negocito” porque inmediatamente le caen los malditos “cobradores de piso”, a quienes hoy, sepa usted señor presidente, se les tiene más miedo que al mismísimo SAT.

Por lo pronto, les recomienda -la que esto escribe- el documental que sacó a la luz N+, a través del cual, señor presidente, se dará cuenta de la verdadera corrupción que impera en el INM.

Por lo pronto, aseguran que “lo ocurrido no es una tragedia más en manos de traficantes de personas, sino que está en manos del Gobierno mexicano, que concedió una negociación para ser tercer país seguro sin contar con las condiciones y los protocolos para garantizar el respeto a los derechos humanos”.

Que este negocio, movido por los sueños de miles de migrantes que buscan llegar a Estados Uni-dos, tendría ganancias hasta de 14 mil millones de dólares al año, 280 mil millones de pesos, una cantidad mayor que el presupuesto de la Ciudad de México.

La última pregunta es: ¿por esa cantidad, es que prefieren dejar morir a 39 indocumentados quemados? ¡Qué poca $%&#!…

Similar Posts