NACIONAL NOTIMOMENTO

Grave la violencia escolar; lleva al suicidio

Por ROBERTO MELENDEZ S.

bobymesa@yahoo.com.mx

 

Al celebrarse el “Día del Estudiante en México”, organizaciones civiles, tanto nacionales como internacionales, coincidieron en que por lo menos el 25 por ciento de la población escolar es víctima de agresiones físicas y más del 35 por ciento de acoso sexual y sicológico. Lo anterior queda de manifiesta con la muerte causada hace unas horas a una estudiante del Colegio de Bachilleres Plantel 2, quien fue atacada con un petardo, al tiempo que padres de familia de una secundaria en la colonia Santa María la Ribera denuncian la existencia, en Redes Sociales, de mensajes intimidatorios contra sus hijos, por lo que éstos fueron sacados del plantel.

“No es posible que ataques sufridos por la joven estudiante de bachillerato, de apenas 17 años, se registren en instituciones educativas, a las que acuden nuestros hijos en busca de una formación académica, que les permita continuar con éxito sus estudios y en su cometido encuentren la muerte. Suman ya varios los atentados contra estudiantes en general, por lo que las autoridades educativas deben consolidar su alianza con las autoridades de seguridad y poner a salvo a quienes asisten a los planteles educativos en general”.

Como cada 23 de mayo, quienes forman parte de la población escolar deberían celebrar el “Día del Estudiante en México”, instituido 1929, pero lejos de ello ahora se lamentan las agresiones físicas, sicológicas, sexuales y verbales, entre otras, de las que son objeto, no solo por parte de sus compañeros, sino también del personal docente y administrativos de planteles de todos los niveles, entre los que destacan la preprimaria y primaria, a la que asisten niños y niñas indefensos.

El ataque mortal a la estudiante del Colegio de Bachilleres “Elisa Acuña Rosete”, localizado en la alcaldía de Gustavo A. Madero, es uno de los mejores ejemplos de la violencia e incluso barbaridad que se vive en no pocos planteles educativos, acciones que deben ser cortadas de tajo y detener a los autores de las mismas para que respondan por sus conductas delictivas, las que lamentablemente por lo general quedan impunes, por lo que se repiten una y otra vez, ya que la impunidad genera reincidencias.

Similar Posts