EDOMEX NOTIMOMENTO

Lanza “AMLO” a Manlio Fabio en Sonora

Hoy vuelvo a constatar que “el chapulineo político” está desatado en este país, siendo el turno de nada más y nada menos que de Manlio Fabio Beltrones Rivera, quien se lanzará en busca de una senaduría, pero ¡por el PRD!, olvidándose de los principios priistas que, al parecer, no le cayeron muy bien estos últimos años.

Por otro lado, en un afán de “amarrar” un cargo público, es que la hija, o sea, Sylvana Beltrones, también se la jugará, pero por el frente PRI-PAN. Ah, lo que no les comenté, es que, estamos hablando de cargos públicos para el estado de Sonora, por lo que mencionaré también al diputado Ernesto de Lucas, que va por Movimiento Ciudadano, así como Heriberto Aguilar y Wendy Briceño por Morena.

En lo que a Beltrones Rivera se refiere, se dice que este, “cuenta con el respaldo presidencial”, pese a que se lanza “solito” por el partido del Sol Azteca, el cual lo ha acogido, políticamente hablando.

Sabemos de la trayectoria política de Beltrones Rivera y del equipo de trabajo que le apoya incluyendo a su hija, con la que, dicen, harán fórmula, aunque por partidos políticos distintos.

Ahora, el político sonorense asegura que ¡va con todo!, que hará hasta lo imposible “por ganar” pero, estará de acuerdo, si este cuenta con el respaldo de Andrés Manuel López Obrador, es porque ya trae “la palomita” en la lista de aspirantes, para lograr su objetivo. Llama la atención que, luego de militar en el Revolucionario Institucional por tantos años, decida lanzarse por el PRD que, si bien es cierto, ha hecho mancuerna con PRI y PAN, sus principios políticos, se supone, son totalmente distintos, es más, es de todos sabido que, la mayor parte de los hoy “morenistas”, emanaron del PRD que, para el caso, “es lo mismo”, pero “más barato”.

Por lo pronto, Manlio Fabio Beltrones Rivera, ya sostiene reuniones tanto con gente de su equipo como con gente cercana a Presidencia de la República, además de perredistas sonorenses que, seguramente, lo adiestran en cómo se debe manejar.

Presumen, el lanzamiento de Beltrones, es “para poner orden” en Sonora, enfrentándose, incluso, al actual gobernador Alfonso Durazo -otro allegado a López Obrador- con quien mantiene una muy “delicada” rivalidad. Tan es así, que Durazo tuvo el “tino” de borrar su nombre al bulevar que entra a San Carlos Sonora, que llevaba el nombre de Manlio Fabio Beltrones, por lo que se vislumbra una “encarnizada guerra” donde, seguramente, Durazo pondrá “toda su carne” al asador a favor de los morenistas.

Tiempo al tiempo, lo cierto es que el que resurja con tanta fuerza -como dicen que tiene- Manlio Fabio Beltrones, es porque “algo preparan” para que este sí, ponga orden en uno de los estados ¡más peligrosos! del país aunque, si “está vendido con AMLO, honestamente, por muy buen político que sea este señor, sin lugar a dudas ¡será más de lo mismo! y, peor aún, se convertirá en “uno más de lo peorcito”…

MORENISTAS VAN CONTRA EL SESAEMM

Mucho tiempo tuvo que pasar para formalizar en el Estado de México, el Sistema Anticorrupción que, como es sabido, es la instancia de coordinación entre las autoridades estatales y municipales, encargadas de la prevención, detección y sanción de responsabilidades administrativas y hechos de corrupción, así como de la fiscalización y control de recursos públicos con la participación de la ciudadanía.

Pero es conocido que el tema “corrupción”, para Morena, es un “slogan político” que, por su puesto ¡no se cumple a cabalidad!, es más, ¡ni se cumple!, sólo se “cacaraquea” cuando, los servidores públicos que visten la camiseta guinda, han roto el récord por cometer toda clase de actos de abuso y corrupción, destacando que, en la lista, se deben incluir “sus nexos con células delictivas” con las que, se dice, tienen “toda clase de negocios” avalados por el Gobierno Federal.

De ahí que, a legisladores morenistas, que no captan las verdaderas necesidades de los mexiquenses y que sólo hacen uso de una curul para “cumplir tan sólo caprichos”, hoy busquen ¡desaparecer! la Secretaría Ejecutiva del Sistema Estatal Anticorrupción pues, dicen, sólo representa gastos innecesarios, al tener un presupuesto anual superior a 87.8 millones de pesos, sin cumplir con el propósito de frenar hechos de corrupción de autoridades en el Estado de México, ni garantizar sanciones por conductas indebidas.

Sin embargo, podemos decir que “el sistema”, ha funcionado en la medida que se lo han permitido, dando buenos resultados, llamando la atención el porqué hasta hoy buscan la desaparición del Sistema, cuando los legisladores mexiquenses (morenistas) pudieron haber buscado su desaparición desde el inicio de la actual legislatura, por lo que, se presume, ese interés tan repentino puede ser porque:

1) El gobierno actual en el Estado de México está a cargo de Morena.

2) Porque se viene un proceso electoral bastante delicado.

3) Porque, si la candidata morenista presidencial no gana el Estado, no gana la Presidencia.

Entonces, ¿a qué cree usted que se inclinen los morenistas mexiquenses para cumplirle al presidente López Obrador? ¡Claro!, a cometer actos de corrupción sin preocuparse porque sean vigilados, señalados y sancionados.

Por tal, en el Congreso mexiquense, los morenistas “no quitarán el dedo en el renglón” para lograr esa desaparición, siendo incongruentes, incluso, pues dicen, “le darán prioridad a la transparencia y la austeridad”.

Hoy, los morenistas, ¡están seguros de desaparecer al Sistema!, pues están ciertos de que este, no ha cumplido con su propósito pero, de acuerdo con estadísticas del Sistema Estatal Anticorrupción, de enero a agosto de 2023 se recibieron 12 mil 545 denuncias por abuso de autoridad, acoso y hostigamiento sexual, entrega de dinero o regalo para algún trámite o servicio, incumplimiento o mal uso de un programa o acción social, trato irrespetuoso y mala conducta, cuotas obligatorias en escuelas, porque un servidor público autorice, solicite o realice actos para su beneficio, o bien, solicite documentos o dinero adicional para la expedición de documentos.

Aseguran que estas cifras reflejan un promedio de 1 568 denuncias al mes, lo que significa que al día, los ciudadanos son víctimas de más de 50 casos de actuaciones irregulares de autoridades o casos de corrupción, sin embargo, no hay una actuación eficaz de las autoridades encargadas de sancionarlos cuando, hasta donde se sabe, el Sistema Anticorrupción no tiene la facultad de sancionar, pero sí el Consejo Coordinador, que es el que actúa, el cual está conformado por el Tribunal de Justicia Administrativa, la Fiscalía Especializada de Combate a la Corrupción, el Consejo de la Judicatura, entre otros, pero si estos ¡no actúan!, no es problema del Sistema, sino de los “servidores públicos corruptos, encargados de combatir la corrupción”, ¡irónico!.

Ahora bien, se pretende reformar la ley para, supuestamente, garantizar sanciones a funcionarios por casos de corrupción y desvío de recursos públicos, reforma que podría tardarse meses, tiempo en el que el Sistema podría quedar “inoperante”, tiempo suficiente para que, los morenistas, puedan cometer todos los actos de corrupción posibles para “garantizar al jefe” resultados del proceso electoral venidero…

Similar Posts