EDOMEX

Otzolotepec, ¡secuestrado! por supuesto grupo Texcoco

Por Karina A. Rocha Priego

Otzolotepec, municipio ubicado en la parte occidental del Estado de México, vecino de los municipios de Temoaya, Jilotzingo, Isidro Fabela, Toluca, Lerma, Xonacatlán y Temoaya, con una población que no supera los 80 mil habitantes. En pocas palabras, un municipio “chiquito”, pero como “capital político”, parece que para Morena, es importante.

Y esto lo comentamos porque, literalmente, este municipio se encuentra ¡secuestrado por el ahora llamado grupo Texcoco!, al grado de que la alcaldesa Ericka Sevilla Alvarado solo lo es ¡de nombre!, pues se dice que quien maneja el tinglado de esa localidad es el diputado Nazario Gutiérrez Martínez, quien se ha servido ¡con la cuchara grande!.

Ericka Sevilla Alvarado

Se dice que desde la administración pasada, en la que Sevilla Alvarado cumplía con su primer periodo como alcaldesa, Gutiérrez Martínez ¡impuso a los miembros del gabinete!, haciendo con ellos lo que se le dio la gana en aquella demarcación, apoderándose de la gobernabilidad del municipio y los recursos públicos que, seguramente, dicen, están “invertidos” (sic) en la campaña de Delfina Gómez Álvarez.

A tal grado está “secuestrado” dicho ayuntamiento, que quienes mandan en esa administración, y son todos gente de Nazario Gutiérrez Martínez, son el secretario del Ayuntamiento, César Cañas Cornejo; la directora de Administración, Francisca Mendoza García, y el contralor, Esteban Ramos, quienes son manipulados, en toda la extensión de la palabra, por Gutiérrez Martínez, de ahí que ¡no hay resultados de esta administración que favorezcan a la población de Otzolotepec!

Ahora, se dice que los servidores públicos del gobierno municipal de Otzolotepec, están siendo “amenazados” de perder su trabajo, de no salir a votar a favor de Delfina Gómez, por lo que están cometiendo un flagrante ¡delito electoral! Que debiera ser investigado por las autoridades correspondientes.

Esta es una clara muestra de que no hay municipio pequeño. Todos son “botín político” para ¡los voraces! como Nazario Gutiérrez Martínez, diputado local por el Distrito 23, morenista, quien forma parte -como ya comenté líneas arriba- del autollamado “Grupo Texcoco”, seguramente esbirro de Higinio Martínez Miranda, quienes manipulan a los “militantes” (sic) y servidores públicos para sus fines meramente ¡personales!

Nazario Gutiérrez Martínez

Así las cosas en Otzolotepec, donde quienes no forman parte de ese grupo, están hartos de ser víctimas de la voracidad de unos cuantos…

VENEZOLANOS, CUBANOS, CENTROAMERICANOS INVADEN MÉXICO, CON LA VENIA DE LA CÚPULA GUBERNAMENTAL

Hablando de otra cosa, en lo que unos andan un tanto distraídos por aquello del proceso electoral que se llevará a cabo el próximo 4 de junio, por otro lado ¡apuñalan a los mexicanos por la espalda!, dando entrada a nuestro país a militares venezolanos, centroamericanos y cubanos, con los cuales, se dice, se pretende acorralar al país, brincándose, incluso, las fuerzas armadas mexicanas.

Quienes llegan, por cierto, no quedan registrados en Migración, ni los vuelos, ni los pasajeros, se convierten en fantasmas “de carne y hueso” que se filtran entre los conciudadanos para armar grupos de choque que “defiendan” a AMLO en caso de ser necesario, sabedores de que, de los más de 120 millones de mexicanos, un porcentaje importante (la clase económicamente activa) está en contra del autoritarismo que el gobierno federal imprime contra las instituciones, principalmente.

Pero sepan que los aviones que bajan en el AIFA, dicen, “es propiedad de AMLO” -no lo dice él, sino sus colaboradores-, no regresan solos o por lo menos no vacíos a sus países de origen, pues el gobierno federal se encarga de abarrotarlos de medicinas y ayuda para Cuba y Venezuela cuando en México, millones de mexicanos se mueren de hambre y carecen de servicio de salud y, sobre todo, cuando su acceso a los medicamentos que puedan salvarles la vida, está muy lejos de ellos, no sin antes destacar que esos medicamentos ¡los pagan los mexicanos con sus impuestos!, y resulta que “son para otros países, no para los mexicanos”.

Lo más grave es saber, ¿a cambio de qué tantos favores del gobierno mexicano a esos gobiernos extranjeros? Porque, la llegada de soldados venezolanos, cubanos y centroamericanos, definitivamente ¡no debe ser gratis! Se presume, incluso, que muchos de estos están recibiendo sus cartas de naturalización ¡al vapor!, junto con su inscripción al INE, con el fin de tenerlos “acorralados y obligados” a votar por Morena en 2024. No cabe duda que cuando se trata de “hacer un mal mayor”, las ideas surgen fácilmente y cuando se trata de cumplirle al pueblo, tanto le piensan que pasa el tiempo y ¡no hacen nada! Y es urgente hacer algo al respecto.

México está ¡secuestrado!, y para liberarlo, los jóvenes universitarios son los que tienen el poder de hacerlo, yendo a votar tanto el 4 de junio próximo como en 2024.

Jóvenes con preparación universitaria, jóvenes con futuro, deben estar conscientes de que México ¡va por mal camino!, no deben ni confiarse ni conformarse con un futuro ¡de limosnas gubernamentales! Muchos de estos jóvenes no saben que el dinero que se les regala, viene de la población económicamente activa, que paga sus impuestos y que genera empleos, que al momento que eso se coarte o se limite, no habrá de dónde sacar recursos para “su manutención” y entones ahí se darían cuenta del error que cometieron por no salir a votar por el bien de nuestro país.

Dicen entonces que a México solo lo pueden salvar del abismo dos cosas: la Suprema Corte y el voto pensado, analizado, concienzudo.

Por lo pronto, queridos lectores, a miles de extranjeros les están dando nacionalidad mexicana a cambio del voto, sin que nadie se entere y eso se puede evitar…

Similar Posts