EDOMEX NOTIMOMENTO

Renuncian “aspiracionistas” del Gobierno Federal, buscando nuevos cargos públicos

Por Karina A. Rocha Priego

Bueno, pues en el Estado de México ya todo acabó. No hay plazo que no se cumpla y se cumplió. El proceso electoral del pasado 4 de junio dio los resultados que muchos querían, que pocos esperaban y que otros tantos mejor ignoraron, pero está hecho. Delfina Gómez gobernará la entidad mexiquense por los próximos 6 años, a partir del 16 de septiembre próximo.

Sin embargo, se nos viene otra contienda importante, la de 2024, esa que surge “como esperanza” para los perdedores que, aseguran, ahora sí, en 2024, les irá bien. Pero no puede haber nada “más importante” que la renovación de la Presidencia de la República, seguida de senadurías, diputaciones federales y locales y, sobre todo, nueve gubernaturas que estarán en juego en la república mexicana.

Pero para ello, estará de acuerdo en que “los aspirantes” empezarán a dejar sus actuales cargos, sobre todo los morenistas que están prestos para postularse, de ahí que el gabinete del presidente Andrés Manuel López Obrador y el grupo de “los aliados” lopezobradoristas se desmiembran; ya ven ustedes cómo Adán Augusto López dejó la Secretaría de Gobernación, ascendiendo al cargo Alejandro Encinas, quien deberá ser suplido o ratificado en breve en la Secretaría de Gobernación.

Marcelo Ebrard fue el primero en dejar su cargo como secretario de Relaciones Exteriores, para registrarse como aspirante a la Presidencia de la República; Claudia Sheinbaum deja la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, cuyo motivo es el mismo que el de Ebrard y Adán Augusto, siendo sustituida por Martí Batres; Ricardo Monreal, pide licencia al Senado para dejar su senaduría y renuncia a la Junta de Coordinación Política.

Pero sepan ustedes que todos los suplentes ocupan el cargo “por un ratito nada más”, pues también son aspirantes a otro cargo de elección popular, pero ahora como candidatos a alguna gubernatura.

Sí, toda clase de servidores públicos se preparan para “un nuevo cargo”, esa es la “novedad” en estos momentos. No importa si dejan asuntos inconclusos o si tienen posibilidades reales de ser votados, pero tienen derecho a “soñar” con un cambio, sobre todo cuando, en 2024, se renovarán los mandos en Chiapas, Ciudad de México, Guanajuato, Jalisco, Morelos, Puebla, Tabasco, Veracruz y Yucatán y, pese a mostrar lealtad por el Presidente de México, deciden que “es su momento”.

Sí, querido lector, todos ven por su futuro y bienestar, de ahí que las renuncias se extiendan a servidores públicos ajenos a la candidatura presidencial, como es el caso de la directora general de la Lotería Nacional, Margarita González, quien renunciará al cargo para buscar la candidatura por el gobierno de Morelos.

Otro es Zoé Robledo, todavía director general del IMSS, quien buscará la candidatura por la gubernatura de Chiapas; o Javier May, director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), quien busca ser gobernador de Tabasco.

Rocío Nahle, secretaria de Energía que buscará gobernar Veracruz, por lo que pronto presentará su renuncia, así como Ricardo Sheffield, titular de la Procura-duría Federal del Consumidor, quien sueña con ser gobernador de Guanajuato, y los que faltan.

La realidad es que sí, Andrés Manuel López Obrador “gobernará” los próximos meses con “suplentes” e “interinos”, pues sus “más cercanos” ven la posibilidad de “servir para sí mismos” y dejar de servir “para un patrón” pero, se dice, además, que algunos mexiquenses, esos que estarán en breve en la lista de “desempleados”, verán la forma de congraciarse con el gobierno federal o, de perdida, ser “recomendados” por su todavía “jefe” Alfredo del Mazo, para que ocupen un cargo en el Gobierno de la República y no quedarse con las manos vacías a su salida de la administración publica del Estado de México.

Y es que, se dice, “delmacistas priistas” “ya empiezan apestar” en el Palacio de Gobierno, sabedores que serán dados de baja de la administración, por lo que tendrán que ir lanzando “anzuelos” para ser tomados en cuenta pues, también se dice, a diferencia de Enrique Peña Nieto que dejó “una lista de intocables” a López Obrador… Alfredo del Mazo “solo piensa en sí mismo y su salvación” por lo que, quienes “dieron su tiempo y protección” a “Felito” Del Mazo durante su administración, se quedarán “totalmente solos”.

Así las cosas, queridos lectores, empieza sin lugar a duda una desbandada de servidores públicos en busca de nuevos cargos; políticos morenistas -principalmente- aspiracionistas que ven por su propio futuro para luego “publicitar su deseo de ayudar al prójimo” aunque, a estos no les vemos intenciones de “misioneros”, pero se aprovecharán de sus antiguos puestos públicos para lograr nuevos objetivos.

Similar Posts