NACIONAL NOTIMOMENTO

Tulum al acecho del Covid-19 y del narco

Por Raúl Ruiz/Reportero.

Habitantes del estado de Quintana Roo, donde gobierna Carlos Manuel Joaquín González, se dijeron asechados, por el récord de contagios COVID-19 registrado el pasado miércoles en el estado, con mil 199 casos y que es consecuencia en gran parte a las fiestas que se organizan en las playas donde, no se aplican los protocolos sanitarios, aunado a las nulas medidas de distanciamiento y contacto, donde los contagios por esta pandemia se han salido de total control.

En ese contexto la Senadora de la República Marybel Villegas Canché señalo, creo que hay un doble discurso de la autoridad donde en primera instancia, hace llamados a la ciudadanía pero por otra parte los destinos turísticos como Tulum, Solidaridad, Cancún, principales destinos turísticos de Quintana Roo, se siguen permitiendo estas fiestas, mismas que ya no podrían decirse que son clandestinas porque, son con el aval de la autoridad, donde además tienen la autorización del sector salud, de ventas y licores.

En ese sentido la legisladora Villegas Canché destaco que en el hotel, “El Papaya Playa”, propiedad de Emilio Heredia es un claro ejemplo de la ineptitud de las autoridades locales para frenar los contagios de la tercera ola en Tulum, sitio donde los eventos programados durante el mes de enero han sido con personas que no usan cubrebocas y mucho menos respetan una sana distancia, a todas luces, un foco de contagio, cabe destacar que es partir de este fin de semana que se tienen planteados más de 100 eventos, ante la tolerancia de las autoridades de los tres niveles de gobierno.

Al mismo tiempo la senadora reprocho que el empresario Emilio Heredia, es una de las principales voces que han señalado a las fiestas clandestinas como un foco de inseguridad y drogas, sin embargo su hotel es uno de los escenarios predilectos de fiestas y “Afters”, en donde las drogas y el alcohol corren en cantidades industriales, basta entrar a la página de facebook del papaya playa para encontrar las invitaciones y fotografías que se realizan en sus instalaciones y zonas de playa.

Dicha situación “Ha generado una escandalosa corrupción, porque vemos una autoridad permisiva con estas fiestas clandestinas, donde no usan cubrebocas ni lo básico de medidas en este nuevo pico que azota a todo el país” agregó Villegas Canché.

Por otra parte a más de 3 meses de tomar protesta como presidente municipal de Tulum, Mariano Dzul Caamal, simplemente no ha podido o no ha querido controlar las fiestas clandestinas que a todas luces ponen en riesgo de contagio a la población y turismo.

Hay que recordar que durante la campaña por la presidencia municipal, Dzul Caamal se comprometió a regular las fiestas con base en la modificación de reglamentos y su aplicación; sin embargo, se incrementaron las carpetas de investigación por narcomenudeo más de 700 %, de 2019 a 2020 según las cifras del secretariado ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública. Tanto la población de Tulum como sus visitantes están en riesgo constante ante los nulos resultados en las políticas de sus gobernantes.

Similar Posts

A %d blogueros les gusta esto: