EDOMEX NOTIMOMENTO

¡Venta de Edoméx!, realidad “delmacista”

Por Karina A. Rocha Priego

Los días pasan después del proceso electoral del Estado de México y no se deja de hablar de la traición de Alfredo del Mazo a los mexiquenses, al Partido Revolucionario Institucional, a su padre y abuelo, al estado. Pero si ya se sabía eso, ¿para qué tanto revuelo?, lo hecho, hecho está. La candidata de Del Mazo ¡perdió!, esa es una realidad y, aunque haya habido un sinfín de irregularidades, abusos, trampas durante el proceso, ninguno de los partidos que conformaron la alianza “Va por el Estado de México”, tuvo el valor de impugnar los resultados, se alinearon a la traición del gobernador del Estado de México.

Pero insisto, eso, ya pasó, no hay vuelta atrás. Ahora, una vez más tenemos que preguntar qué va a pasar con “los incondicionales” de Del Mazo. Sus más cercanos colaboradores, acaso ¿están dentro del acuerdo de impunidad que signara Alfredo con el presidente López Obrador? ¿Será que se repite la historia de su primo Enrique Peña?

Lo que sí es un hecho, es que habrá -sino es que ya inició- importante movilización en el Registro Público de la Propiedad del Estado de México, donde seguramente los “políticos de altura”, en funciones y retirados, empezarán a cambiar los nombres o, mejor dicho, los “prestanombres” de sus propiedades para evitar que les sean “confiscadas” en caso de una investigación en su contra al cambio de administración estatal.

Sabemos, Del Mazo no sufrirá esa situación, pues su acuerdo está sellado, sin embargo, se dice que tampoco “podrían encontrar inconsistencias de su administración” toda vez que este, en realidad, no hizo nada por el Estado de México, con el fin de no ser señalado “por corrupción o desvío de recursos”, “plan con maña” tramado luego del encuentro con el presidente pues sí, lo que se dice respecto a “proteger” cuentas millonarias en Andorra, fue un “secreto a voces” desde julio de 2019 cuando un medio de comunicación europeo lo sacó a relucir.

Desde entonces se fraguó el drama político, dado a conocer a través de este espacio, pero entonces, no se esperaba tanta desfachatez de Del Mazo, y es que, de 2019 a 2023, pues ¿quién imaginaría que este vendiera al estado?

En fin, me desvié. Aquí lo importante ahora es que los colaboradores de Del Mazo estarán ya buscando qué hacer al cambio de administración. Si bien es cierto que servidores públicos de nivel medio a bajo podrían conservar su empleo pues, honestamente, son los “de la talacha”, pero desde directores hasta secretarios tienen dos opciones: ver si son recibidos en la iniciativa privada o “agacharse a besar los pies” de Delfina Gómez y súbditos, para no perder el empleo, pues todos tienen familias que mantener, escuelas que pagar, servicios que liquidar y no todos se dan el lujo de “tener ahorritos” para sobrevivir los próximos seis años. “Los de abajo”, no tienen la suerte “y las mañas” de los “de arriba”.

Aunado a esto, tengo entendido que existe una “deuda millonaria que liquidar” de la campaña política de Alejandra del Moral. Dinero que fue “invertido” bajo “promesa” de que, con el triunfo, se recuperaría ese dinero, pero no será así.

Alejandra perdió y los muchos millones de pesos invertidos (sic) en su campaña, ¿se perderán también? Dudamos que los inversionistas “de buena fe” se conformen con “perder”, por lo que, lo legal, lo honesto, sería que el todavía gobernador Alfredo del Mazo apoye a la recuperación de ese recurso, pues al final, Alejandra del Moral ¡fue su imposición! y este ¡jamás metió las manos por su protegida, ni por su campaña, ni por aquellos que creyeron en el proyecto político de Del Moral!, entonces, sería lamentable que hasta para eso “dejara morir sola” a la excandidata aunque, las malas lenguas dicen que, tras la derrota, Del Moral “recibió una buena recompensa”, al fin, apoyo a que su “mentor” cumpliera con “su acuerdo de impunidad”.

CAMBIANDO DE TEMA, también es importante saber qué harán aquellos que, supuestamente, apoyaron a Del Moral durante su campaña, y es que se les ve “tan despreocupados”, tan “me vale madres la derrota”, que nos hacen pensar que ¡estaban de acuerdo con Del Mazo para vender a su candidata!

Pero hay que sumarle los pocos alcaldes priistas tales como:

Maribel Alcántara Núñez, de Acambay; Jorge Alfredo Osornio, de Acolman; Leopoldo Domínguez, de Almoloya de Alquisiras; Óscar Sánchez, de Almoloya de Juárez; Ivett Topete, de Amecameca; Isaac Reyes, de Atizapán; David Sánchez, de Coacalco; Aldo Lezama, de Cuautitlán; Rebeca Pérez, de Ecatzingo; Miguel Ángel Martínez, de Lerma; Cristina González, de la Paz; Javier Jerónimo Apolonio, de San Felipe del Progreso; Ana Muñiz Neyra, de San Mateo Atenco; Diego Moreno Valle, de Tianguistenco; Raymundo Martínez Carbajal, de Toluca; Manuel Vilchis, de Zinacantepec; y todos lo que me faltaron.

Estos, querido lector, ¿qué hicieron por su candidata?, igual panistas que perredistas y de Nueva Alianza, ¿qué hicieron? Al final de la campaña poco se veía a servidores públicos de dichos partidos, ya sabían lo que les esperaba; es más, hasta lo comentamos, pues se sintieron “invitados a perder” y ¡sucedió!, ahora algunos retomaron sus actividades cotidianas, otros, ya piensan en las “nuevas campañas políticas” para los cargos públicos que se jugarán en 2024.

La política es eso: ¡viva el rey, muera el rey! Le dan vuelta a la hoja sin voltear nunca hacia atrás… ¡Regresa, Ernesto Nemer, no te vayas! eres clarividente y ante tal regalo, mejor agarraste tu maletas y adiós, Del Mazo.

Similar Posts